28 de mayo de 2010

2 Sisters de Matt Kindt. Cómics inéditos en nuestro país.


2 Sisters: A Superspy Graphic Novel de Matt Kindt (2004).

Todos aquellos que sigáis mi blog, sabréis de mi adoración por Matt Kindt. En los últimos dos meses he reseñado sus dos primeras obras, "Pistolwhip" y "Pistolwhip: The Yellow Menace", además de su relato corto en la antología "Strange Tales" de Marvel Comics, donde Kindt escribe y dibuja un relato breve de La Viuda Negra, ya que el género de espías lo domina, como se puede comprobar en su obra maestra "Superspy", que en cualquier momento que la vuelva a leer reseñaré.

La obra reseñada, fue la predecesora de ese "Superspy" que comentaba antes, y es un paso previo tanto en temática como en narrativa para acometer esa compleja obra.



En "2 Sisters", Kindt nos entrega una obra de más de 300 páginas, que se devora más que se lee, es tal la maestría demostrada en cuanto a narrativa gráfica. Cada viñeta te dirige a la siguiente sin dudas por parte del lector, en una composición de páginas que son todo menos corrientes (me hubiera gustado incluir varios de esos ejemplos, pero me ha sido imposible encontrar en la red más  páginas de la obra que las que he incluído). Aun así, Kindt demuestra su capacidad sobrehumana para que un relato contado desde el punto de vista de varios personajes, pero centrado sobre todo en uno, con numerosos puntos de vista, saltos atrás y adelante en el tiempo, saltos de época y mil detalles en cada página y viñeta, que obliga al lector ha estar más atento, parezca sencillo de hacer. Y ahí está su maestría.



Otro reto que supera con creces es, que de las más de 300 páginas con las que cuenta el cómic, solo unas 50 de ellas tienen diálogos. Todo lo cuenta Kindt a través de imágenes, de la disposición de las viñetas, de los paralelismos, demostrando que está muy por encima de cualquier narrador gráfico actual en cuanto a inventiva y claridad, ya que hay otros (Chris Ware por poner un ejemplo de inventiva en cuanto a la composición de página), que no aciertan por igual en conseguir el equilibrio entre una composición de página novedosa y una claridad expositiva.

La historia ambientada en la 2º guerra mundial, humaniza a los agentes secretos, quitándoles su aura de misterio y leyenda, para convertirlos en seres de carne y hueso, tarea que mejoraría en "Superspy". En definitiva, un cómic que no debe faltar en la biblioteca de ningún aficionado al noveno arte. La pena, que sigue inédito en nuestro país.



25 de mayo de 2010

Lost: Reflexiones 24 horas después.


Han pasado más de 24 horas tras la finalización de la ficción de la década. Más de 24 horas para digerir un final que tras su visionado a hecho correr ríos de tinta y odio hacia sus creadores, yo el primero. Para muestra, mi reseña del episodio final pocas horas después de verlo en directo.

El día de ayer estuve mascando el episodio final todo el día, dándole vueltas, ya que no conseguía que se me quitara de la cabeza. Me sentía estafado, creía que sus creadores se habían reído de todos sus fans, acometiendo un acto de cobardía en su recta final. En el fondo, y creo que todos sus seguidores estarán de acuerdo conmigo, nos sentíamos como los supervivientes del Oceanic a lo largo de todo su periplo a lo largo de 6 temporadas, noqueados, abrumados, engañados, unos títeres en manos de unos creadores mezquinos y sin escrúpulos, en definitiva, manipulados. Y no ha sido así,o por lo menos a medias.



La idea central de la serie, misterios aparte, ha sido a lo largo de 6 años, el enfrentamiento de dos posturas enfrentadas: la ciencia, representada en el personaje de Jack Shepard, un ser racional, médico para más señas, que no cree en el destino, en las profecías y en los propósitos trascendentales, y la fe, representada en el mejor personaje de toda la serie, el gran John Locke, un verdadero creyente, que desde el minuto uno de su aparición en la serie, considera el accidente y a la isla como un regalo milagroso, que su insustancial vida tiene un verdadero propósito, ya que como averiguaremos pocos episodios después, antes del accidente y poner un pie en la isla, estaba en una silla de ruedas. En el momento que cae en la isla, milagrosamente puede andar, por lo que considera que todos allí están por una razón y que esa isla es un regalo divino y que es mágica.

A lo largo de la serie, vemos como Jack pasa de un escepticismo total, de querer abandonar la isla, hasta que afronta su destino, da un salto de fe y se sacrifica por todos para morir en la isla en un bello plano final que cierra la serie. Por  otro lado, John Locke se enfrenta a lo largo de toda la serie a varias pruebas que ponen a prueba sus creencias, teniendo varias crisis de fe, hasta su triste final en el que quiere suicidarse para posteriormente morir asesinado por Benjamin Linus.



Los espectadores de Lost también se dividieron en hombres de fe y hombres de ciencia. Yo he sido uno de los últimos, esperando en el fondo que todo tuviera una explicación científica y racional, que todos los misterios fueran revelados hasta el más mínimo detalle y no ha sido así, pero la resolución final, analizada con la cabeza fría, no ha dejado tantos enigmas abiertos como podía parecer a primera vista.

Ayer por la noche, volviendo a ver los diez últimos minutos de la finale, el momento de la iglesia de todas las religiones y la conversación entre Jack y su padre, lo vi claro. La serie ha cerrado el círculo y ha contado lo que tenía que contar.



En el episodio 6x15, cuando la guardiana de la isla le enseña al joven Jacob la fuente de luz, este le pregunta que es lo que es. Ella le responde que es una energía de la que todos llevamos un poco de ella en el momento de nacer y a lo largo de toda nuestra vida. El plano de Christian Shepard en la finale, abriendo la puerta de la iglesia e inundando la sala de una luz potente y amarilla, es la misma luz que la que hay en la isla en el pozo y que todos codician a lo largo de la serie,por lo que los Oceanic no se van al cielo desde el limbo en el que se encuentran tras fallecer, sino que todos ellos vuelven donde empezaron, vuelven a la fuente de luz, a la energía de la isla. El enigma de su destino y que es la isla (el mayor misterio de todos) queda revelado para aquellos que lo quieren ver y quieren dar ese salto de fe. El pozo de poder de la isla son ellos, son el amor absoluto, son el corazón de la isla, algo que hay que proteger a toda costa y la energía más poderosa del mundo. Eso es lo que hay que salvaguardar. Pero es una fuente de energía que, siendo como es el ser humano, a querido utilizar para sus propios fines y para explotarla (le ocurre al Hombre de Negro, y al no ser digno de ella ya que no se ha purificado, de esto hablaré ahora, es castigado con su conversión en un ser sin cuerpo que vaga por la isla, casi expulsado del paraíso, y lo mismo le ocurre a la iniciativa Dharma, la quiere, pero para explotarla y su castigo es la purga a la que son sometidos). Todos aquellos que quieren llevársela para usarla en beneficio propio o que quieren entrar de manera curiosa  son castigados. A este energía solo puedes acceder si eres merecedor de ello, si eres invitado.

Y aquí llegamos a los protagonistas de nuestra historia, nuestros queridos Oceanic, individuos perdidos en el maremagnum que había sido su vida y que la isla les da una segunda oportunidad, donde todos ellos, unos más y unos menos, unos antes y otros después, comprenden sus errores y los enmiendan. Jack abre su corazón y su mente, Kate descubre lo que es preocuparse por alguien más que ella (Aaron), Sawyer aprende a confiar y vivir con los demás volviéndose alguien noble, dejando atrás su vida de estafador y sus ansias de venganza. Otros no tuvieron tiempo o no quisieron (Michael, Ana Lucía). Todos descubren que el motor de la vida es el amor, encontrar su Constante,que les llevará a la paz interior.



Por eso existe ese Limbo que hemos conocido en esta nueva temporada, aquel que creíamos que era una realidad alternativa, es el lugar donde todos ellos se encontrarán de nuevo, una antesala hacia la fuente de poder que está en la isla, y que al igual que el Limbo, y como explica el padre de Jack, es eterna y existirá siempre, esperándoles a todos. Todos los personajes tienen que mejorar como individuos, unos lo conseguirán antes que otros (por eso Ben no puede entrar todavía, ya que sus pecados han sido demasiado grandes y necesita mucho más tiempo en ese limbo para enmendar las cosas, pero se reunirá en un futuro con todos los demás). Pero esa fuente de luz les estará esperando siempre, y en el momento adecuado les invitará a entrar. Esa luz es el principio y el fin, el alfa y el omega, y ha estado y estará siempre y siempre tendrá que haber alguien que la proteja eternamente, es el lugar del que provenimos de una manera pura, y maleados todos por el mundo terrenal, tendremos que purgarnos para ser merecedores de volver a ella para descansar eternamente, y todo ello solo lo conseguiremos amando y siendo amados. Creo que no puede haber un destino más bello para nuestros protagonistas. Al final la isla es eso, el corazón del mundo y nuestros Oceanic su alma. 



Por supuesto que sus creadores nos han hecho trampas, no han cerrado incógnitas (tampoco tantas como parece a simple vista), han hecho una sexta temporada bastante insulsa en la que han cometido muchos errores, pero viendo la serie como un todo, han cerrado el círculo, han contado lo que querían contar y en el fondo nos han hecho partícipes de un viaje maravilloso y nos han hecho dar un salto de fe en su resolución final. En cada uno de nosotros está el realizarlo o no. 

Os invito a todos a que dejéis vuestras impresiones, ya que esta es mi visión de la serie, lo que veo o quiero ver en ella tras seis largos años, y en el fondo con lo que me quedo. Al final, y tras mi enfado inicial, es la sensación que he sacado, y a mi es lo que me vale. Para lo bueno y para lo malo, nunca ha habido ni habrá una serie igual que Lost. Puede que aparezca alguna mejor, pero como ella ninguna, y el ser única ya es algo que agradecer y celebrar.

24 de mayo de 2010

Lost "The End". Series de Televisión. Todo Spoilers.



Absoluta decepción. Es lo primero que me ha venido a la cabeza cuando he acabado de ver en directo, el episodio final de la serie que más me ha apasionado junto a Twin Peaks en toda mi vida y una de las mejores historias (o eso parecía) que había consumido en mis 34 años de vida. Una serie que era un magnífico coctel de problemas personales, ciencia ficción, terror, mitología, filosofía y religión, que se ha desvelado al final como indigesto y a sus creadores como unos magos a los que el truco les ha superado y que no han sabido rematar.

Desde que empezó esta sexta temporada, la maestría que habían entregado en sus cinco anteriores, se había diluido, encadenando error tras error, más preguntas que respuestas, personajes que habían perdido su esencia y que se habían convertido en auténticos monigotes, y sobre todo una absoluta falta de respeto por parte de sus creadores que han engañado a sus fans dejando todo en el aire y entregando unas respuestas que mejor se hubiesen callado.



Este episodio final, se cierra con la muerte del humo negro, el sacrificio final de Jack, la entrega del puesto de candidato a Hurley con Ben de segundo oficial, la salida de la isla de Kate,Sawyer,Claire (de risa lo que han hecho con este personaje), Miles, Richard (otro personaje que estaba mejor con su aura de misterio, y al que han desaprovechado del todo) y Lapidus. Pero lo peor de este episodio final ha sido la "revelación" de lo que era la realidad alternativa.....EL LIMBO!!!!! Los guionistas han solucionado la papeleta de la forma más barata y pobre, que es que esa realidad alternativa es el lugar donde todos los personajes una vez fallecidos, se reúnen para irse ¿al cielo?. Por supuesto algunos que han sido muy malos se quedan para la repesca de septiembre, como la señora Faraday, Ben Linus, Michael, e inexplicablemente Daniel Faraday, que no se que mal había hecho el pobre hombre. La moraleja de la serie: Todos se necesitan a todos y a partir de la isla han mejorado como personas. ¿Esto es la solución de la serie? ¿Este es el gran final y la gran revelación? Eso ya lo sabíamos desde la primera temporada.

En cambio, todo lo que han ido desarrollando desde el principio no tiene respuesta.Como ejemplos fundamentales y básicos que se deberían haber respondido:

- Que es la isla.
- De que han servido Jacob y el Humo Negro.
- Porqué tanta historia con las mujeres embarazadas.
- Que pintaban los jeroglíficos egipcios.
- Porqué Richard nunca le dijo a Los Otros y a Ben en particular, ya que tenía comunicación directa con Jacob, que estaban trabajando para el Humo Negro.
- Para que liar la perdiz con los viajes temporales.
- La historia de Walt.
- La infección.
- Que les pasó a Ben y Widmore y con quien trabajaba realmente la señora Faraday y el porqué de su insistencia de que no se podían cambiar las cosas.
- etc.....



A cambio, este episodio final, al igual que el resto de esta infecta sexta temporada, nos ha entregado personajes que no valen para nada, los cuales han quitado protagonismo a los que ya existían ( Dogen y su secuaz en el templo, Ilana y los miembros de su grupo, el grupo de Widmore), unos flash sideways que revelados al final como el Limbo (que huevos tienen), solo han servido para redundar y no hacer avanzar la historia, y metiéndonos ya en este episodio final, la fuente de luz no se sabe para que sirve y que hace, y cuando Desmond quita el tapón y la isla se empieza a desmoronar y Jack y Humo Negro vuelven a ser humanos de a pié, hace a uno preguntarse porqué Jacob no fue directamente a por Desmond, quitaron el tapón, mataron al Humo Negro y volvieron a poner el tapón. 

Al final, lo único que han conseguido es dejar abierta aun más la serie para poder crear precuelas, secuelas, intracuelas, tebeos, videojuegos, películas y los que le venga en gana. Han demostrado una absoluta falta de respeto por los fans, y una cosa era dejar algunas cosas abiertas, y otra muy distinta, que los secretos fundamentales de la serie no se solucionen o directamente pasen porque sí. Los susurros, son los muertos que se quedan ahí, y ya está, que Locke pueda andar en la isla porque sí, que una mujer tenga cáncer y allí se le cure pasa porque les da la gana. Nada tiene sentido y los guionistas se escudan en que lo importante eran los personajes y no el misterio, a lo que les respondo que entonces no hubieran hecho una serie de misterio, que hubieran hecho Anatomía de Grey.



Momentos buenos ha tenido el episodio, pero muy facilones. El reencuentro de Sayid con Shannon, de Charlie con Claire, Jack curando a Locke de su parálisis ha emocionado, pero era lo mínimo, ya que todos los fans les queríamos. La emotividad del final (igual que ese bello plano de Jack muriendo acompañado de Vincent en la misma situación que cuando empezó la serie, pero esta vez cerrando el ojo al morir y viendo como sus amigos salen de la isla) se daba por supuesto, y que además de esto, tendríamos una sensación de cierre, de resolución, no esta tomadura de pelo.

Siempre querré a Lost, he disfrutado como pocas veces estos años, pero creo que para mí, el final de la serie lo dejo en el final de la 5º temporada, y esta sexta la consideraré un mal sueño. Lost, te echaré de menos, pero nuestra despedida ha sido agridulce, con una temporada final y sobre todo un episodio final que ni de lejos ha estado a la altura que esta gran serie se merecía. Una verdadera y auténtica pena. Lost, no te merecías un final así.
-

21 de mayo de 2010

The Astounding Wolf-Man de Robert Kirkman. Reseña comiquera de actualidad.


The Astounding Wolf-Man Volumen 1 al 3 (The Astounding Wolf-Man 1 al 18 e Invincible 57 USA).

La última colección creada por uno de los mejores autores que han aparecido en los últimos años, Robert Kirkman, ha pasado muy desapercibida en nuestro país, ya que Planeta editó hace más de un año, por no decir dos, el primer volumen recopilando los 6 primeros números americanos (deberían ser los 7 primeros, no solo porque el TPB americano incluye 7, sino también porque los siete primeros números son un arco argumental por si solo). 



El motivo de que esta serie no haya sido tomada en cuenta por el lector español, teniendo en cuenta el éxito absoluto y merecido que tiene otra obra de Kirkman como es Los Muertos Vivientes, es que a primera vista parece más ligera y "tonta", asemejándose estéticamente y en tono a la otra gran obra de Kirkman, "Invencible", de la que hablaré en breve. Ambas obras parten de un planteamiento que en manos de otro autor menos hábil, sería un mero pastiche.



Pero en manos de Kirkman, hasta la historia más manida ( en la obra que nos ocupa, la historia de un joven multimillonario con mujer e hija, un remedo de Tony Stark con su mansión y mayordomo, que en una excursión es mordido por un hombre lobo, traspasándole la maldición), la convierte en una lectura más que entretenida, y al igual que en todas sus obras, el lector no sabe ni se imagina lo que ocurrirá cada vez que gira la página.



Los tres volumenes que contienen los tres primeros trade paperbacks americanos, y que he leído casi del tirón, contienen los 18 primeros números de la serie, más un número de la colección Invencible, en el que es el primer encuentro entre dos de sus creaciones, y que sirve a Kirkman para empezar lo que sería un nuevo universo superheróico, que gracias a su prolífica imaginación, no tiene nada que envidiar a los veteranos universos de Marvel y DC. En estos tres volúmenes, Kirkman presenta a unos personajes perfectamente caracterizados y consigue que cada número, cada página de la colección no sea en vano, desarrollando la historia con una maestría que más de un autor veterano quisiera.



En esta serie entra y vale de todo: hombres lobo, conflictos matrimoniales, conflictos entre padres e hijos, deslealtades, vampiros, superhéroes vampirizados, etc...., sin que en ningún momento la historia se vuelva absurda o ridícula. Gran parte de ello es el trabajo de su dibujante, el novato Jason Howard, que le presentó una serie de dibujos a Kirkman de otras creaciones suyas, lo que sirvió para que fuera contratado por el propio Kirkman para esta serie.



El estilo de Howard, sencillo y esquemático a primera vista, gana en el momento que te pones a leer la obra, ya que su dominio de la composición de página y la facilidad que tiene para caracterizar con pocos trazos a cada personaje dándole un aspecto único, hace de la lectura de cada número un verdadero disfrute. Súmale a eso unas magníficas portadas y tenemos un cómic más que digno y divertido.



Si os gusta Kirkman y disfrutáis de series suyas como "Los Muertos Vivientes" y sobre todo de "Invencible" (con la que comparten universo y personajes), no lo dudéis un instante y compradlo.


20 de mayo de 2010

Lost 6x16 "What They Died For". Series de televisión. Muchos Spoilers.


Hemos llegado casi al final, solo queda un último episodio de 100 minutos de duración, para un relato que se ha convertido en algo más que una serie de televisión. El resultado, a falta de la Season Finale, es de una ligera decepción.

Esto no quiere decir que el episodio haya sido malo ni muchísimo menos. Sigue siendo Lost, sus cuarenta escasos minutos se pasan volando, pero me parece (a falta de una finale que me calle la boca y vuelva a recuperar la fé perdida) que sus creadores han hecho trampa.



Trampa, porque a lo largo de seis años han planteado muchísimas cuestiones a las que les están dando una resolución facilona y escasamente convincente. Ya sabemos porqué los Oceanic eran tan importantes y es porque Jacob quiso. Así de sencillo. Él los eligió para que fueran sus sucesores en la protección de esa fuente de luz que oculta la isla, y que dudo que vayan a darle una explicación. Porque sí, porque como sus vidas fuera de la isla eran mierda, pues nada mejor que llevarlos en contra de su voluntad.

Jack se convierte en el sucesor de Jacob (algo que no es una sorpresa), inmortalidad incluída, tenemos de nuevo muertes a cascoporro (Richard, Widmore y Zoe), el regreso de Ben al lado oscuro y la revelación de que Desmond es el arma secreta de Jacob (algo que ya suponíamos, tampoco es una gran revelación) en lo que me imagino será un enfrentamiento entre polo postivo (Desmond) y polo negativo (Humo Negro).

Lo que me decepciona es que todos los enigmas se están resolviendo de la manera más facilona posible, a través de la "fé" o intervenciones mágicas o divinas. Dharma, los viajes en el tiempo, que el Humo Negro se aparezca fuera de la isla aunque diga que no puede salir, el famoso Walt, todo eso se ha dejado de lado en pos de una tópica batalla entre las fuerzas del bien y del mal.



El episodio ha tenido también sus buenos momentos, sobre todo en los flash-sideways, como el encuentro de Ben con Rousseau y Alex, la conversación entre Locke y Jack magnífica y emotiva como siempre y la forma en la que Desmond está reuniendo a todos los personajes para juntarlos a todos en un evento (el concierto del hijo e Jack) para algo que espero que sea memorable y sorprendente.

Deseo ver la finale, porque quiero ver como lo resuelven, quiero que me hagan callar mis palabras, y quiero que en el episodio final vuelvan a dejarme con la boca abierta como lo han hecho en las cinco temporadas anteriores. Allí estaré, a las 6.30 de la madrugada del 23 al 24 de mayo, pegado a la televisión y dando mi último adiós a la ficción que más ha dado que hablar y más me ha hecho soñar, elucubrar y discutir de los últimos años. Señores Lindelof y Cuse espero que no nos defrauden.

19 de mayo de 2010

Habitación en Roma de Julio Medem. Reseña de actualidad.



Habitación en Roma de Julio Medem (2010).

Vaya por delante que nunca he soportado el cine de Julio Medem. "Tierra" me pareció un intento de parecerse al maestro Lynch sin ni siquiera acercarse, "Los Amantes del Círculo Polar" una pedantería de las que hacen época y "Lucía y el Sexo" un engendro antierótico con algunas de las escenas más bochornosas del cine de todos los tiempos (esa "poética" erección con barro en la playa es de traca).


Pero esta nueva incursión de Medem en el terreno de la sexualidad y las relaciones de pareja, tras el sonoro batacazo de "Caótica Ana", es el colmo de la ridiculez y la pedantería. Adaptación libre de la cinta chilena "En la cama", que no he tenido el placer de ver pero de la que hablan maravillas, es un despropósito sin pies ni cabeza de la que es muy difícil salvar algo.


La historia del filme es muy sencilla. Dos mujeres de viaje en Roma se conocen una noche y pasan una inolvidable noche de pasión y amor en la habitación de hotel de una de ellas. Una es lesbiana pero la otra no. Historias sobre amores homosexuales hay unas cuantas y muy bellas todas ellas ("Mulholland Drive" de David Lynch, "Brokeback Mountain" de Ang Lee o "Happy Together" de Wong Kar Wai), y sobre amores fugaces e imposibles limitados en el espacio y en el tiempo hay también muchos ejemplos ("In the Mood for Love" de Wong Kar Wai o las dos películas de Richard Linklater "Antes del Amanecer" y "Antes del Atardecer". Todas ellas son infinitamente mejores, más acertadas, inteligentes, elegantes y bellas que la de Medem.



El director vuelve a presentarnos a unos personajes absolutamente poco creíbles y falsos, un guión supuestamente dramático ( en su película cabe de todo, muerte infantil, incesto, harenes en arabia saudí, falsas identidades) que se torna indigesto y sobre todo involuntariamente cómico (la escena de Elena Anaya con el corazón atravesado por la flecha de cupido, demuestra que la simbología de Medem tiene la capacidad de cautivar de una adolescente de catorce años).


Súmale a esto el cargante estilo visual de Medem, útil para un videoclip o para un anuncio de compresas, pero que es completamente anti-cinematográfico y unas escenas de supuesta carga sexual completamente anti-eróticas (como le sucedía en Lucía y el Sexo) protagonizadas por una excesivamente delgada Elena Anaya y la revelación Natasha Yarovenko (ambas son lo mejor de la película, por su valor para rodar escenas que no todas las actrices se atreverían a realizar y sobre todo por dar lo mejor de ellas como actrices con un guión que hace aguas por todas partes y con unos diálogos que ni Sir Laurence Olivier podría hacer nada con ellos) y da como resultado un bodrio de los que hacen época, una de las películas más involuntariamente cómicas de los últimos años y un clavo en el ataúd más en la carrera de un director que se creyó artista antes siquiera de demostrarlo.

Os enlazo a mi blog amigo, "Destino: Placer", donde Marta nos da su visión desde el punto de vista sexológico. No dudéis en visitarlo.

17 de mayo de 2010

Strange Tales de Varios Autores. Reseñas comiqueras de actualidad.


Strange Tales de VV.AA. (Strange Tales 1 al 3, Startling Stories: The Megalomaniacal Spiderman y All Select Comics 70th Anniversary Special USA).

Genial antología de relatos cortos, magníficamente recopilados en una bella edición diseñada por el gran Chipp Kidd, realizada por la plana mayor de la escena independiente norteamericana. Entre los más conocidos por el gran público nos encontramos autores de la talla de Paul Pope, James Kochalka, Jason, Tony Millionaire, Matt Kindt, Stan Sakai y el gran Peter Bagge.






La tónica general de los relatos es recuperar ese "sense of wonder" de los cómics primigenios, perdido un poco desde los años 80 hasta nuestros días que han intentado racionalizar y hacer creíble un universo y unos personajes que tienen razón de ser cuando están adscritos a la fantasía, al absurdo y a la imaginación.






Peter Bagge es el auténtico protagonista del recopilatorio con sus dos incursiones en Spiderman y Hulk, personajes que le vienen como anillo al dedo, ya que sus neurosis particulares les emparentan muy mucho con su gran creación, Buddy Bradley en su obra magna "Odio". Ambas obras las realizó alrededor del año 2002, pero la de Hulk nunca vio la luz debido a decisiones editoriales de la cúpula editorial de la Marvel de la época. La verdad es que su aproximación al hombre araña es mucho más acertada, entregando una visión hilarante y extremadamente cómica no ausente del pesimismo habitual de Bagge. El relato de Hulk, aunque tiene sus momentos no me parece tan redondo como el anteriormente mencionado, demasiado dependiente de "Odio", pero es una curiosidad que para los completistas de Bagge lo hacen un imprescindible.






Del resto de relatos, destacar la historia de La Viuda Negra por Matt Kindt, que se encuentra en su salsa con una historia de espías que entronca con su trabajo en las obras "SuperSpy" y "" 2 Sisters", el "Welcome to Spidertown" de Junko Mizuno, los absurdos pero divertidísimos relatos de Hulk de James Kochalka, "The Blue Hair" de The Perry Bible Fellowship, y las reinterpretaciones de Max Cannon de los orígenes de Los 4 Fantásticos y Spiderman usando las viñetas originales pero cambiando los textos y alguna ilustración.






En resumen, un volumen más que interesante y que satisfará al lector de cómics con un paladar más exigente todo ello entregado en un bonito volumen.

14 de mayo de 2010

Robin Hood de Ridley Scott. Reseña de actualidad.


Robin Hood de Ridley Scott (2010).

El antaño genial director británico, que comenzó su carrera con tres obras maestras como son Los Duelistas, Alien y Blade Runner, y que tras ellas no volvió a remontar el vuelo salvo con Thelma y Louise y Gladiator (aunque ambas dos no han envejecido como debieran), llenando su obra de auténticas basuras (Black Rain, La Teniente O'Neil, Legend), o de auténticas mediocridades (El Reino de los Cielos, Hannibal), ha conseguido lo que parecía imposible, hacer la peor película de su carrera y una de las películas más aburridas que he podido ver en toda mi vida.



Robin Hood, que de este personaje solo tiene el nombre, ya que de príncipe de los ladrones no tiene nada, es una excusa para que Scott intente reverdecer las glorias de su oscarizada Gladiator, presentando un indigesto mix de la anteriormente citada, su aburrida El Reino de los Cielos y Braveheart,(la película podría llamarse Gladieheart o Braveator) aderezado de su repetitivo gusto estético (parece que este hombre solo sabe utilizar dos tipos de iluminación para aparentar ser un cineasta de qualité, los naranjas cálidos y los azules fríos demostrando su limitada paleta cromática). Todo ello adornado por su gusto por el ralentí, sus grandes batallas, sus planos aéreos y un diseño de producción y atrezzo cuidado al milímetro para que se vea que ha hecho los deberes documentándose y creyendo y haciendo creer que esta es la versión definitiva de Robin Hood.

Los espectadores, entre los que me incluyo, que esperan ver al Príncipe de los Ladrones (como la película de los 90 de Kevin Costner, que la prefiero mil veces a esta, y mira que era mala), se encontrarán con una película que está más interesada en intentar (ya que no lo consigue) contarnos los tejemajenes políticos entre los reinos de Francia e Inglaterra en la época de Ricardo Corazón de León.

Ridley Scott parece haber dirigido esta película rodeado de dos monitores a ambos lados de su gran silla de director, proyectándole simultáneamente por un lado Gladiator y por el otro Braveheart y ha ido haciendo pause en cada una de ellas y copiándolas plano por plano únicamente cambiando los decorados y trajes. Por supuesto la película empieza con una "épica" batalla, nos presentan a nuestro supuesto héroe (un gordísimo, inexpresivo y falto de carisma Russel Crowe), a un rey equivocado pero justo (como el de Gladiator), a su hermano cruel y vago (en Gladiator era el hijo interpretado por Joaquin Phoenix) y por supuesto un malo malísimo. La película avanza sin un ápice de emoción, de intriga, de nada.



Robin Hood es un personaje completamente plano, al igual que sus compañeros de andanzas. Su relación con Marian, interpretada por una desaprovechadísima Cate Blanchett está completamente falta de pasión y química. Y lo peor del caso, lo que provoca mis iras, es que del Robin Hood ladrón y pícaro no hay absolutamente nada de nada, es como si hicieran una película sobre Batman, y este fuera policía, bombero o como un amigo ha dicho al final de la película, panadero.



Por supuesto, Scott rodea su insulto al personaje, de una gran calidad técnica usando todos sus recursos estilísticos que hace 30 años eran innovadores pero que ahora mismo aburren y saturan. Mi recomendación si queréis ver una película de verdad sobre Robin Hood de aventuras, apostad por la adaptación que hizo Walt Disney, o la original de Errol Flynn y si queréis una aproximación adulta (que es lo que supuestamente ha intentado Scott y ha fallado estrepitosamente), ved Robin y Marian de Richard Lester, y así ahorraréis los 7'60 euros que os costará pagar para sufrir. El que avisa no es traidor.

13 de mayo de 2010

Línea Batman Mayo 2010 . Reseñas comiqueras de actualidad.



Batman and Robin 11 de Grant Morrison y Andy Clarke.

La serie estrella del universo del hombre murciélago en la actualidad, guionizada por el escocés Grant Morrison, mantiene el alto nivel de calidad de sus anteriores 10 números, enfrascada en el Regreso de Bruce Wayne. Morrison consigue seguir integrando todas las piezas esparcidas a lo largo de los últimos años, mezclando con facilidad conceptos y personajes de la historia del personaje, con las nuevas y excelentes creaciones de su propia cosecha, sin que el pasado y el futuro del personaje entren en contradicción entregando el Batman más fresco de los últimos años.



Batman 698 de Tony Daniel y Guillem March.

Esta colección es lo opuesto a lo realizado por Morrison en Batman y Robin. Tony Daniel, primero dibujante mediocre que ha ido mejorando hasta convertirse en correcto, ha tomado las riendas como autor completo de esta colección, aunque aquí y en el próximo número deje los lápices en las superiores manos del español Guillem March, no innovando, sino inspirándose e imitando los logros de autores como Alan Grant y John Wagner en su gran etapa en Detective Comics en los años 80. Historias agradables, no revolucionarias pero que se leen mes a mes sin ningún tipo de problemas. La historia de esta saga en dos partes tiene un poco de todo, nuevo e interesante villano, crímenes en cadena, traumas personales para Dick Grayson y un compañero insólito para Batman, El Acertijo. Todo ello apoyado en los lápices de Guillem March, que sube el listón de la colección muchos enteros, dedicando incluso un homenaje a Frank Miller y su famosa portada para el número uno de "The Dark Knight Returns".




Detective Comics 864 de David Hine y Jeremy Haun.

La sorpresa del mes. Tras la abruptamente finalizada etapa de Greg Rucka con el personaje de Batwoman (la marcha de Rucka fue provocada por el deseo de DC Comics de que Batman volviera a esta cabecera en detrimento de la mencionada Batwoman), el autor asignado a esta colección como guionista ha sido David Hine, autor que se presentó en sociedad con la magnífica miniserie de Daredevil: Redención, pero que después de esto no consiguió mantener el listón de un inicio de carrera prometedor. Este primer número en Detective Comics, con una saga que podría considerarse el epílogo de la última saga aparecida en Batman, donde descubríamos que Jeremiah Arkham era el villano Black Mask, puede ser el camino para conseguir que Hine se convierta en uno de los grandes. En esta nueva saga nos encontramos con un viejo escenario al que se echaba de menos, el asilo de Arkham, con una historia centrada en Jeremiah Arkham tras su ingreso en el manicomio que hasta hace poco dirigía, en una historia sórdida y con un cliffhanger más que misterioso que hace que te apetezca tener el siguiente número en tus manos.



Batman Streets of Gotham 11 de Paul Dini y Dustin Nguyen.

Fin de la saga centrada en el psicópata Mister Zsasz que se ha ido agotando número a número por dos motivos. El primero, el excesivo alargamiento de la saga y segundo, el haber incluido una historia de relleno entre la saga (historia muy buena por cierto), que ha provocado que el lector la haya ido diluyendo en la memoria olvidándola y perdiendo el interés en ella. El dibujo de Nguyen como siempre impecable.




Gotham City Sirens 11 de Paul Dini y Andrés Guinaldo.

La otra cara de Paul Dini, y la más famosa. Si Streets of Gotham es el lado oscuro de Dini, esta colección es su cara luminosa, y que además se le da mucho mejor. Número medio unitario, medio principio de saga solo se ve lastrado por la ausencia por segundo mes consecutivo de Guillem March (actualmente en una saga de dos números para Batman). Su sustituto, Andrés Guinaldo, por supuesto no es March, pero a su favor hay que decir que de un número a otro a mejorado de manera exponencial.

Lost 6x15 "Across The Sea". Series de televisión. Spoilers a muerte.


Difícil reseñar el episodio de esta semana de Lost, centrado en el origen de Jacob y Némesis. Difícil porque para mi al igual que me imagino para muchos seguidores de la serie este era EL EPISODIO, aquel que iba a ser el santo grial de la serie, el que abriría nuestra mente y nos desvelaría casi todos los misterios de este serial que nos tiene a todos al borde de la locura.



El capítulo en términos generales, como historia aislada del resto de la trama de la serie es excelente. Buena dirección de Tucker Gates, un gran guión de Lindelof y Cuse que hace que el capítulo se pase volando, y unas magníficas interpretaciones tanto de Mark Pellegrino como Jacob, pero sobre todo de Titus Welliver como Némesis/ ¿Humo Negro?.



Pero los guionistas amplian de nuevo el universo de la serie, y aquí aviso que vienen spoilers que aquel que no haya visto el episodio quizás no quiera saber: Averiguamos de donde vienen Jacob y Némesis, descubrimos que son hermanos nacidos a la vez, que su madre es una más de los mil náufragos que han caído en la isla, esta vez parece que por la ropa de su madre viene de la época griega o romana ya que además hablan en latín (el idioma de Los Otros, seguidores de Jacob). En la isla hay una mujer que ayuda a la madre en el parto para luego matarla  y quedarse con los niños a los que hace creer que son sus hijos. Esta mujer parece que lleva en esta isla mucho tiempo y es la guardiana de la fuente de poder electromagnética que se encuentra donde la rueda (que crea el propio Némesis). Vemos como ni Jacob es tan bueno, y Némesis no es el mal como se nos había hecho creer, son una suerte de Caín y Abel en negativo, es decir, Jacob es el bueno pero hijo segundón porque su falsa madre prefiere a Némesis (que sigue sin tener un nombre) y Némesis es el rebelde porque descubre la verdad y quiere salir de la isla. Como guinda, descubrimos el motivo de la enemistad de ambos hermanos, el origen del humo negro (o eso creemos) y sabemos al fin quienes son los cadáveres de las cuevas que aparecieron en la primera temporada.



Mi miedo al ver este capítulo, y el motivo por el que no se si calificarlo como bueno y no lo podré asegurar hasta que vea los dos capítulos que faltan para concluirla , es que estamos a dos episodios de que acabe el serial, y que sus creadores están hilando demasiado fino abriendo aun más incógnitas y preguntas alrededor de la mitología de la serie, y que quedan muchas respuestas abiertas necesarias para afirmar que Lost es una obra redonda. Entiendo que el misterio de que es la isla no lo pueden desvelar hasta el final, pero ya puede ser una respuesta asombrosa y coherente con el resto de misterios que han ido abriendo a lo largo de seis años, para que los fans. entre los que me incluyo, no pidan la cabeza de Lindelof y Cuse. Yo solo les pido dos cosas: coherencia y que no se salgan por la tangente y nos digan que todos los "misterios" (la desaparecida minusvalía de Locke en la isla, el cáncer de Rose, la inmortalidad de Jacob, Némesis y Richard, por poner algunos ejemplos de enigmas sin resolver) son porque la Isla es "mágica". Eso no se lo perdonaría.

12 de mayo de 2010

Los Cronocrímenes de Nacho Vigalondo. Cult Movie.


Los Cronocrímenes de Nacho Vigalondo (2008).

La ópera prima del nominado al Oscar Nacho Vigalondo al mejor cortometraje en 2005 por "7:35 de la mañana" es uno de los mejores y más acertados comienzos de un director de cine en España, que tristemente no tuvo el recibimiento del público que se merecía ocasionado seguramente por el ínfimo número de copias que tuvo el filme en el momento de su estreno, sin hablar de los problemas que Vigalondo tuvo para conseguir distribución en nuestro país, cuando su película había sido alabada por la prensa norteamericana e incluso el mismísimo Tom Cruise a través de United Artists se interesó en la obra para realizar un remake. Ver para creer, y una muestra más de la ineptitud de nuestra industria del cine patria.



Vigalondo en esta, su primera obra, de medios y presupuesto reducido, nos cuenta una historia de viajes en el tiempo de andar por casa de manera magistral, con giros argumentales absolutamente geniales, con un guión de una precisión milimétrica donde no queda nada sin explicar, donde todo se cierra de una manera perfecta, aunque su sombrío final deja al espectador con la duda de si todo ha acabado o la pesadilla cíclica se repetirá eternamente.



El director se rodea  únicamente de cuatro actores, uno de ellos él mismo que puede que sea lo peor de la película pero tampoco molestan sus intervenciones, y de dos escenarios para presentarnos una obra circular  haciendo que el espectador entre en ese circulo de Mobius que tan buenos resultados le dio a David Lynch en su obra maestra "Carretera Perdida". Pero el actor que destaca sobre todo el resto, y que lleva el peso de la película sobre sus hombros es Karra Elejalde, que nos brinda una actuación de primera y que sin ella, la película al completo se derrumbaría.



Vigalondo mezcla su pasión por la ciencia ficción, el terror y el humor, en una película inclasificable pero tremendamente buena, demostrando que nuestro país tiene una gran cantera de jovenes y grandes promesas,( mejores que muchas de las vacas sagradas de nuestra cinematografía que se duermen en los laureles de la comodidad ayudados por unas subvenciones estatales que vienen dadas a dedo), y que debido a la cerrazón de miras y al amiguismo presente en nuestro territorio nacional quedan relegados a un segundo plano, consiguiendo que el cine español siga siendo (excepto en contadas y honrosas excepciones) y perdón por la expresión, la misma mierda de siempre. Enhorabuena Nacho por tu debut y espero que tu próximo proyecto de extraterrestres llegue a buen puerto y pueda disfrutar de tu siguiente largo. Lo espero con muchísimas ganas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...