22 de octubre de 2014

Black Canary and Zatanna: Bloodspell. Recuperando el estilo de una DC desaparecida



















¿Recordáis una época en la que los tebeos de superhéroes eran más ligeros, más agradables y eran un entretenimiento para todas las edades? Una época en la que la oscuridad impostada, la violencia gratuita y el pesimismo no aparecía en este universo de cuatricomía, salvo honrosas excepciones, más como experimento que como norma no escrita. Pues aquellos que como yo añoramos esa época ya casi desaparecida, disfrutaréis de este team up entre dos de las superheroínas más carismáticas del universo DC, Canario Negro y Zatanna.



No es casual que el encargado de esta hazaña sea Paul Dini, fan y verdadero creyente del universo DC tradicional y que nos regaló en la década de los 90 la serie animada de Batman, una verdadera oda al personaje y la que es hasta el momento la adaptación más fiel del personaje en otro medio que no sea el impreso. Porque Dini adora el universo DC, sus personajes y su personal idisioncrasia, desaparecida ahora en los nuevos 52.



Porque esta novela gráfica, aunque haya aparecido este 2014, es un proyecto que presentó Dini en el año 2005 y se nota. Es un tebeo sencillo, ligero, pero muy auténtico. Un tebeo que cuenta una aventura que no pretende cambiar el mundillo, ni a sus personajes, ni pretende alzarse con miles de premios Eisner, o ser carne de especuladores de portadas variantes. Simple y llanamente pretende hacer pasar al lector un buen rato. 



Y lo consigue gracias a una historia sencilla que mezcla la intriga criminal con el elemento sobrenatural, pero que sirve de excusa para dar a conocer al lector la amistad entre dos de las mejores heroínas que ha dado el universo DC, ya que a través de flashbacks, conoceremos la historia de amor entre ambas, y así poder Dini utilizar el amplio y variado abanico de personajes, situaciones o lugares que el universo DC atesora en sus más de 75 años de historia.



Si el trabajo de Dini es encomiable en su resultado y pretensiones, no puedo dejar de hablar de su partenaire artístico, Joe Quiñones, un nuevo talento que desde ya entra en el top ten de dibujantes cartoony, o más cercanos a la animación, donde Darwyn Cooke y Bruce Timm ostentan el trono. Un trazo limpio, una facilidad para la narrativa y un magnífico talento para las expresiones faciales, hacen que el tebeo sea un disfrute tanto mirarlo como leerlo.



Quizás algún lector pueda sentirse decepcionado por el formato elegido para la ocasión, una novela gráfica. Algo caro para un tebeo que no deja de ser una aventura divertida de dos personajes digamos "menores" de DC. Pero quizás también es la única manera de llamar la atención al potencial lector y que se atreva con otro tipo de tebeos que no estén involucrados en una nueva macrosaga, la muerte de un personaje o pertenezca a la sobresaturada Bat-familia.  Dadle un tiento, que seguro que lo disfrutaréis. La edición (repleta de extras, con bocetos, páginas originales y el tratamiento y guión original) y el tebeo lo merecen.

1 comentario:

  1. La virgen con las caras, parece que todos son hombres :_D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...