4 de noviembre de 2017

El Cuarto Mundo de Jack Kirby Volumen 2: Tan irregular como fascinante




















Llegando al ecuador de esta recopilación del material más interesante que Kirby realizó para DC Comics, es importante destacar, que aunque la grandeza e imaginación de la que hizo gala Kirby, planteando un nuevo universo dentro del panorama de la editorial que ha influenciado el ecosistema de la misma a lo largo de casi 50 años, fue uno de los grandes picos creativos del autor, no fue tampoco una obra redonda y sin aristas.



En este segundo volumen, continuamos con la edición cronológica de los cuatro seriales que Kirby englobó en su Cuarto Mundo, con mayor preponderancia en este tomo del serial de Jimmy Olsen, convertido en el campo de pruebas de la vieja a la nueva DC. Este Jimmy Olsen, reinvención de una de las cabeceras menos atractivas de la editorial, antes de la llegada de Kirby, es quizás el tebeo que integra el Cuarto Mundo, menos conseguido de las cuatro series, ya que el equilibrio entre lo planteado y lo conseguido, queda lastrado con la inclusión de un Superman remodelado bajo los rasgos del artista Curt Swan, no deja que la serie, con episodios mejores y peores, nunca llegue a alzar el vuelo.

Cosa muy distinta ocurre con New Gods y Forever People, siendo mi favorita de estas dos la primera, donde Kirby, con el co-protagonismo de Orion y Lightray, eleva un serial de superhéroes al olimpo de la grandeza, en una epopeya más allá del espacio y el tiempo, y donde la mitología de este Cuarto Mundo es explorada con mayor profundidad.



The Forever People, el título más cercano a la contracultura hippie de finales de los 60 y principios de los 70, continua con el acercamiento naive de Kirby a una cultura que le fascina pero que no llega a comprender del todo, en un enfrentamiento constante entre libertad y represión, esta última representada en esas némesis de Apokolips que quieren controlar la rebelión y plantear un pensamiento único a través de la ecuación de la anti-vida.



Pero quizás el título más redondo, en relación a sus intenciones y sus resultados, es Mr. Miracle, un título que aúna el escapismo propio de un tebeo de superhéroes clásico, con la introducción al rico y profundo universo del Cuarto Mundo creado por Kirby, reflejado aquí en los protagonistas de este serial, destacando por encima de todos a Big Barda, quizás uno de los personajes más interesantes tanto desde el punto de vista visual como de construcción de personajes, creado por Kirby y fiel reflejo de la mujer fuerte, independiente y segura de si misma, que el incipiente movimiento feminista de la época trataba de reivindicar.



En definitiva, otro volumen más que es pura historia del cómic americano. Un trabajo donde las irregularidades del todo, son excusables, en un trabajo que exuda imaginación, talento e ideas en cada una de las páginas y viñetas de un tebeo revolucionario y adelantado a su tiempo, convirtiéndose en compra obligada para cualquier amante de este arte que es el cómic.

1 comentario:

  1. Reconozco que me cuesta ponerme a leer comics que tengan muchas décadas encima..........quizás me pierda muchos buenos. Pero se me atraganta...
    <Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...