17 de marzo de 2017

Shade the Changing Girl de Cecil Castelucci y Marley Zarcone: Nihilismo lisérgico






















El segundo título bajo el sello Young Animal quizá era el menos atractivo a priori, ya que sus autores, la guionista Cecil Castelucci y la dibujante Marley Zarcone no tenían el caché o la popularidad de un Gerard Way, un Michael Avon Oeming o un Tommy Lee Edwards. A su favor, el ser una nueva interpretación/secuela de la mítica Shade el Hombre Cambiante de Peter Milligan y Chris Bachalo, uno de los títulos señeros pre-Vertigo de finales de los 80 que a su vez versionaba un concepto y personaje del revolucionario Steve Ditko.



El resultado, tras leer su primer arco argumental de seis episodios es una de las sorpresas más agradables de estos últimos meses. Un título redondo, más cercano a los trabajos de Charles Burns o Daniel Clowes, que a los primigenios títulos pre-Vertigo que la línea aspira a emular.



El tono turbio, cínico y demoledor del "American Way of Life" emparenta al título con los trabajos de Burns y Clowes. Un universo urbano de clase media donde el instituto es un campo de batalla infernal, sus alumnos bestias perversas con doble cara, sus padres meros suministradores de bienes y servicios y el pueblo natal una prisión que acaba con los sueños e ilusiones.



El trabajo artístico de Zarcone ayuda a aportar ese ambiente inhóspito y lisérgico al relato narrado por Castelucci, donde la visión idealizada de una alienígena de las casas de vallas blancas y jardines plácidos choca como un tren de mercancías ante una realidad nihilista donde nadie es inocente y todos son víctimas de una sociedad deshumanizada que nosotros mismos hemos ayudado a crear.



El relato, de múltiples capas y apasionantes relecturas, aporta una doble protagonista femenina apasionante, unos secundarios a los que se les puede sacar aun más partido del que ya hemos vislumbrado en los primeros seis ejemplares y sirve tanto como perfecto homenaje a la diferente y rompedora versión de Peter Milligan, como a ejemplo de que dentro de las grandes editoriales se pueden ofrecer tebeos tan diferentes y únicos como los realizados al filo de la industria del noveno arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...