22 de junio de 2013

Man of Steel de Zack Snyder: La polémica está servida. (Cuidado Spoilers)


Quiero empezar esta reseña con una confesión muy importante. Me gusta el Superman de Richard Donner, fue la primera película que vi en el cine con 4 añitos y fue mi punto de partida para enamorarme de los cómics, el cine y sobre todo los superhéroes. Pocas cosas han cambiado mi mundo como ver a Superman volar por primera vez en su Fortaleza de la Soledad, descubrir el mundo de Krypton de  la mano de Marlon Brando, aterrorizarme y fascinarme a la par con esa genial representación de la Zona Fantasma o sufrir el dolor de la muerte de Lois Lane junto a Superman, tras encontrar a esta enterrada bajo los escombros en el terremoto provocado por Lex Luthor.


Pero eso no quita para ver con la perspectiva del tiempo, que el Superman de Donner es muy hija de su tiempo (finales de los 70), que muchos conceptos están completamente demodé (ese Lex Luthor muy alejado del maquiavélico hombre de negocios y científicos que desarrollaron Marv Wolfman y John Byrne a partir de 1986, el bufonesco secuaz de Lex, Otis o ese Krypton de cartón piedra y derivado estéticamente de los excesos del diseño de la hortera década de los 70).


Por eso no entiendo la inquina con la que es atacada esta nueva versión creada por el tándem Snyder/Nolan/Goyer. Y no lo entiendo porque la nostalgia mal entendida está demostrado que no lleva nunca a buen puerto (sino que se le digan a Bryan Singer con su prescindible y blandita revisión/secuela que Superman Returns y de la que nadie se acuerda ya) y que hay que darse cuenta que hemos cambiado, los gustos y la manera de hacer las cosas también y que el mundo en el que vivimos no es el mismo que había cuando se estrenó el Superman de Donner.


Man of Steel no es una película perfecta, ni mucho menos, pero casi ninguna lo es. Pero lo que si que es, es muy entretenida, muy valiente y muy diferente a lo que el público esperaba de una nueva película de Superman, muy al estilo de lo que Batman Begins para el Hombre Murciélago.


De Batman Begins coinciden Nolan y Goyer y el primer acto de la película, el origen del héroe, está narrado de la misma manera que el de Bruce Wayne en Begins, con retales, con retazos que director y guionista dejan que el público rellene por si mismo, porque Superman, al igual que Batman son ya de dominio público. Por eso Snyder nos deja entrever a Lana Lang, pero no profundiza en ella porque no hace falta, no repite el encuentro de los Kent con el bebé y la nave espacial, porque ya nos lo sabemos. Pero si que profundiza más en la sociedad kryptoniana y nos hace entender porqué Zod hace lo que hace y se dirige a la tierra, no como el Zod de Superman 2 y sus secuaces, que lo único que quieren es hacer el mal y dominar a la humanidad BWHAHAHAHA.... No, el Zod interpretado por Michael Shannon tiene una misión y una lógica en sus acciones, aunque las que tiene sean tan terroríficas para el planeta Tierra.


Cierto es, que Snyder no es un director tan hábil en el storytelling como Nolan y el primer acto de la película, aun con aciertos tan geniales como la primera vez que Clark se da cuenta de niño de sus poderes (sacado directamente del Superman: Secret Origin de Geoff Johns y Gary Frank) o la conversación de Jonathan con Clark, salta en el tiempo de una manera no tan fluida como hacía Nolan con el viaje iniciático de Bruce Wayne.


Lo que si hace muy bien este equipo artístico es demostrar la soledad de un ser que vive en un mundo que no pertenece. Olvidados de ese Superman sonriente que es de Krypton como si fuera de Palencia. No, a este Superman le afectan sus orígenes y descubrir que está solo en un mundo al que realmente no pertenece. Y peor, un mundo que le mira con recelo y con miedo, porque no puede controlarle y le teme por ello, como muy bien dice Superman a los militares en la genial escena del interrogatorio con Lois Lane.


Una Lois Lane diferente a todas las que hemos visto, más un apoyo que una damisela en apuros, más cercana a la Lois de John Byrne, compañera del héroe, mujer de armas tomar, aunque deba ser salvada por el Hombre de Acero en una épica escena.


Pero la parte que más palos se ha llevado ha sido ese estruendoso tercer acto que transcurre entre Smallville y Metrópolis donde Snyder se arranca y pone el acelerador para mostrar, como ya hicieron Los Vengadores de Whedon, como se debe representar con los medios actuales una batalla entre superhombres. Y si en el filme de Whedon la épica se mezclaba con ese humor que tan bien se le da al creador de Buffy para aligerar lo que es una matanza indiscriminada de civiles (porque ocurre aunque no lo veamos), Snyder mezcla la épica con la seriedad y la pesadumbre de una América y un mundo post 11-S, porque no es difícil ver en esa Metrópolis apocalíptica tras la batalla entre seres cuasidivinos ecos de una tragedia que ha cambiado la percepción de la sociedad occidental.


Así que no entiendo cuando los críticos más feroces abuchean y tiran por los suelos ese tercer acto del filme porque es muy largo (se me pasó volando y me quedé con ganas de más) y ponen como crítica (al igual que al resto de la cinta) que está exenta de humor??? ¿Desde cuando Superman tiene que tener humor? Si, es cierto que el Superman de Donner y sobre todo el de Lester (ahora va a parecer que la abominable Superman 3 es una buena película de Superman) tenían humor, pero dudo que el público actual y cualquier persona que no tenga más de 10 años de edad, quiera ver a Otis el secuaz de Lex Luthor. O que esperaban, ¿que una invasión alienígena inesperada la iban a recibir los personajes y el mundo en el que viven con ligereza y buen humor?


Y llegamos al punto o puntos que más ríos de tinta han hecho correr entre los críticos más duros con la cinta: la muerte/sacrifico de Jonathan Kent, necesaria para entender al personaje de Clark y la decisión de matar a Zod por parte de Superman al final del filme. Lo primero, es que a Superman no le queda otra, porque Zod es imparable y está decidido a acabar con la Tierra y restaurar Krypton y estamos en un mundo en el que ni hay kryptonita, ni prisión lo suficientemente resistente para encerrar a alguien igual de poderoso que Superman. Y lo segundo, estamos ante un Superman que todavía no es el Superman que conocemos, un novato al que lo que ha ocurrido le ha venido grande y de improviso y que toma una decisión que le traerá consecuencias, de ahí ese grito desgarrador tras hacerlo.


Por supuesto que el filme no es perfecto, desde ese primer acto que no está montado y contado con la brillantez de un Nolan, al exceso de información y apariciones de esa entidad con los recuerdos de Jor-El, pero donde lo positivo gana con gran mayoría a lo negativo, desde el excelente prólogo de Krypton, al preámbulo del apocalipsis que es el mensaje de Zod al planeta tierra a una batalla final que te deja sin aliento o ese epílogo de la infancia de Clark con la capa roja (un Snyder imbuido del espíritu de Terrence Malick) o la primera aparición del alter ego del Hombre de Acero. Ya tendremos tiempo de indagar en el Daily Planet, en Metrópolis, Lex Luthor y demás elementos característicos de la leyenda, pero este primer paso es un grandísimo acierto y una revolución para un personaje que para el público se había convertido en una reliquia de la prehistoria. Y por cierto, Henry Cavill ES Superman.

11 comentarios:

  1. Te entiendo y te respeto pero yo le puse toda la onda del mundo pero la pelicula es insoportable, ma escrita, mal editada, boba, descerebrada, anabolica y tiene una necesidad casi sordida de danhiar a un personaje perfecto trasformandolo en un mudo, bobo y medio lumpen.
    El final es de Roland Emmerich y la idea "inteligente" de trasformar a Superman en Hulk me parece una falta de respeto a mi inteligencia.

    (mi nombre es Lucas)

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con tu critica, soy seguidor de Superman desde que tengo uso de razón y disfrute como un niño pequeño viendo la película.

    ResponderEliminar
  3. Desde mi punto de vista se está siendo muy injusto con esta película, resaltando sus (posibles)fallos y quitando valor a sus numerosos méritos. ¿qué no es perfecta? Nada lo es. Pero son dos horas y pico que se te hacen cortas, con escenas de acción que ya las habrían querido los Vengadores (y la peli de Whedo me gustó mucho). Es una película estupenda.

    ResponderEliminar
  4. Yo también soy un enamorado del Superman de Richard Donner.Aluciné viendola (yo con 11 años),conté los dias que faltaban para que se estrenase Superman II,me divertí muchísimo con Superman III,lloré la falta de medios y de presupuesto de Superman IV.En busca de la paz y volví a disfrutar como un crio con Superman returns.Ahora,justo despues de ver,con toda la ilusión del mundo,este reborn cinematografico del hombre de acero,solo puedo expresar una unica sensación...DECEPCIÓN TOTAL.

    ResponderEliminar
  5. Claro, es que te divertiste con Superman III, a mí pareció una castaña pilonga, con el amigo Richard Pryor quitándole el protagonismo a Superman/Clark Kent. A mí me gusta Superman, vi la de Donner en el cine, y la de Pryor también y llevo leyendo tebeos del kriptoniano toda mi puta vida, tuve el madelman de Superman y el airgamboys y esta peli me ha gustado mucho, tanto como Los vengadores de Whedon... De verdad que hay veces que no entiendo el mundillo del cómic ni los que lo habitan, de verdad que no los entiendo, tanta inquina no la entiendo, tanto purismo y respeto por cosas que están en el pasado. Espero que haga mucha taquilla y os tengáis que comer otras dos pelis por lo menos. Porque mucho criticar pero todo Dios la ha visto este finde.

    Andrés

    ResponderEliminar
  6. Creo que es una buena película de ciencia ficción. Diferente a todo lo que hemos visto anteriormente. Es sería y sombría. Prefiero las películas sin diálogos estúpidos, para mi le quita credibilidad a la historia. Mucha acción y destrucción en la última parte y drama hasta llegar a ese punto.
    La película es notable. Espero que hagan más partes de este estilo.

    ResponderEliminar
  7. No conocía tu blog hasta ahora, pero debo decir que estoy de acuerdo al 100% en tu opinión, de hecho, en mi blog he puesto mi reseña, y coinciden en muchísimo.

    Yo tampoco entiendo a la gente que si cambian algo medio milímetro de una versión anterior, ponen el grito en el cielo. ¡Pero es que luego, si no lo cambian, dicen que es un remake innecesario! Es para flipar.

    Soy aficionado a los comics desde que era pequeño, y viendo Superman me lo pasé como un auténtico enano. Creo que por fin, después de mucho tiempo, están haciendo películas que representan fielmente el mundo superheroico, y tanto esta como los Vengadores, son excelentes muestras de ello.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Yo también acabo de descubrir tu blog y estoy contigo al 100%. Me pasa lo mismo con el Superman de Donner (de la cual hoy en día mi hijo de 4 años está enamorado) y soy de la misma opinión con el Man of Steel de Snyder tal como tambíen comenté en mi blog. Creo que es una apuesta valiente y que hoy en día se ha iniciado, por fin, una nueva manera de hacer pelis de superhéroes. Los superhéroes siempre se han ido adaptando a la sociedad y han sido un espejo de los problemas de la sociedad del momento y si la sociedad cambia ellos deben hacerlo si no se quedan anquilosados en el pasado.

    Un saludo. Será un placer seguirte.

    ResponderEliminar
  9. Felicidades por el blog. Para mí también el Superman de Donner me marcó muchísimo, pero tampoco entiendo la crítica feroz a Nolan por hacer algo diferente. Me ha parecido una película muy honesta y una buena actualización.

    ResponderEliminar
  10. Peliculon de principio a fin, con fallos (esa Lois que esta en todas partes, o esa camara que parecia manejada por un epileptico en las escenas de recuerdos), pero con muchisimas más virtudes, toda la peli grita EPICA, si lo unico que me desiluciono fue no poner un cameo de la siguiente peli en el final al estilo marvel. Gran blog, me gusto mucho tu reseña.

    ResponderEliminar
  11. Sin duda, una de las películas más esperadas del año El hombre de acero con Henry Cavill Los tiempos que corren merecen un Superman que esté a la altura.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...