19 de marzo de 2012

The Last Days of American Crime de Rick Remender y Greg Tocchini


The Last Days of American Crime de Rick Remender y Greg Tocchini

The Last Days of American Crime es un verdadero cómic "neo-noir" que en muchos aspectos me recuerda a la excelente incursión en la ciencia ficción de la directora Kathryn Bigelow, en la poco reconocida en su momento "Días Extraños".


Al igual que en la cinta de la ex de James Cameron, tenemos una sociedad norteamericana al borde del cataclismo social. También está ambientada en un futuro muy cercano y con tintes de nuestra época actual y tenemos a una pareja protagonista disfuncional, repleta de secretos y también con una apariencia que no se corresponde con lo que albergan en su interior.

Remender, famoso en la actualidad por su trabajo en la franquicia mutante con la nueva colección de X-Force, aprueba con nota alta su acercamiento al género negro, sabiendo jugar con todos sus elementos clave (un tipo duro, una bellísima mujer fatal, bandas callejeras, ambientes sórdidos que casi se pueden palpar, mucha violencia y mucho sexo bañado en Jack Daniel's y oculto entre el humo de tabaco y por supuesto mucha mala leche. Pero también le suma su buena dosis de crítica social, con una sociedad donde el crimen quiere ser erradicado a través de unas ondas que cohiben el pensamiento de los ciudadanos y pretenden acabar con el efectivo para controlar a las personas a través de los pagos con tarjeta de crédito. Por ello, nuestro trío de outsiders protagonistas pretenden perpretar el último y mayor crimen de la historia de América. Una América donde el crimen es parte tan importante de la cultura popular como la tarta de manzana, la estatua de la libertad y Mickey Mouse.


Pero un buen guión no se sujeta bien sin una buena puesta en escena, fundamental para sumergir al lector en la historia. Y Greg Tocchini, artista brasileño que está destinado a pertenecer a la élite de los dibujantes actuales realiza un trabajo que solo se puede tildar de   maravilloso. Cada página es una pieza de arte en si misma. Sus hombres son duros de pelar y sus mujeres son la perdición de cualquier hombre. Y no solo eso. Con un dibujo en apariencia poco detallado, sabe definir cada ambiente, cada lugar, cada característica de los personajes, sabiendo darles a cada uno sus toques distintivos y reconocibles. Y para rematar un dibujo magistral, Tocchini da una lección de como usar una paleta de colores para dar profundidad y textura a sus lápices.


Publicado en su país de origen por la independiente Radical Books y traducida y editada en nuestro país por Dolmen Editorial, es un trabajo que llama la atención solo por la muy pulp portada de Alex Maleev. Y eso solo es el principio y la invitación para un festival de serie negra que satisfará incluso a los paladares más inteligentes. Así que si eres fan de Elmore Leonard, James Ellroy, Ed Brubaker o Howard Chaykin, este es tu tebeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...